Sexualidad, afectividad y género en personas en situación de discapacidad intelectual

APROFA desarrolló una investigación que busca contribuir a la elaboración de una política pública dedicada a los derechos sexuales y derechos reproductivos de las personas en situación de discapacidad intelectual.

El Centro de Capacitación Laboral Santiago D-84 y el Centro Apoyo a la Educación Especial de Putaendo fueron los dos establecimientos en donde nuestro organismo centró el estudio.

“Cuando el Estado no es capaz de garantizar la educación sexual para todos y todas, considerándolo un derecho humano, instituciones como APROFA, permiten avanzar en estos temas a través de estudios. Con beneficio para la sociedad en general, para los y las jóvenes con discapacidad intelectual; para sus madres, padres y cuidadores; para los y las profesionales de la educación; para los y las profesionales de la salud. Todas y todos ganamos”, sostiene la matrona María José Valderas, integrante del equipo de salud de APROFA y encargada del proyecto.

Durante 5 meses todos los/as agentes que formasen parte de la educación integral de cada estudiante participaron de metodologías grupales en las que el diálogo y la reflexión arrojaron resultados sorprendentes.

Así, apareció la necesidad de visibilizar y valorar la sexualidad de las personas con discapacidad, procurando velar por sus derechos sexuales y reproductivos, respetando sus decisiones y voluntad.

Se delimitaron ejes fundamentales como higiene, madurez, sexualidad, autoerotismo, abuso sexual, maternidad/paternidad, afectividad, diversidad sexual, los que resultan clave para la elaboración de propuestas en relación a las necesidades sexuales, afectivas y de género de personas en situación de discapacidad intelectual.

Estos resultados fueron entregados a los respectivos colegios y sus comunidades, por medio de talleres con apoderadas/os, tutores/as, docentes y equipos directivos, con los/as que además se trabajó en conocimientos y competencias pedagógicas sobre la temática.