Cinthia Cuero: “Chile debería prestar atención, eso es una oportunidad para que realmente los jóvenes puedan estar presentes”

Hace algunas semanas APROFA fue visitada por Cinthia Cuero, reconocida activista por los derechos sexuales en el Ecuador, quien asesora al área joven de nuestra institución.

Cinthia comenzó su trabajo por los derechos sexuales a los 14 años cuanto entró a un proceso de formación de Educación Sexual y Prevención de VIH que desarrollaban en los colegios de sectores populares al sur de Guayaquil.

Desde entonces, ha liderado la red nacional de jóvenes por los derechos sexuales y reproductivos, también tiene como un hito fundamental en su trabajo el haber sido parte de las reforma constitucional del año 2008, que en su artículo 39 incluyó a los jóvenes de su país, “fue un logro para el movimiento juvenil  y movimiento de derechos sexuales y reproductivos que en ese momento  vital nos unimos para incorporar nuestros derechos”, cuenta Cuero.

¿Cuáles crees tú que son las similitudes que tiene Chile con Ecuador, con respecto al trabajo en derechos sexuales y derechos reproductivos?

Sí, tiene muchas solicitudes, empezando porque APROFA en este caso, ha considerado la participación de jóvenes como parte de la estructura, considerando que es vital trabajar con jóvenes y me gusta porque no es dentro de una posición adultocéntrica de querer mandar, o sea, como que los chicos han identificado que cuando conoces APROFA es otro espacio y que puedes participar y quedarte.

Con el país en general hay muchas similitudes, en Chile al igual que en Ecuador hasta ahora seguimos luchando por una educación laica, que no sea sexista, creo que por ahí van nuestras similitudes en cuanto a defender los derechos sexuales y reproductivos.

En base a tu experiencia, ¿De qué manera has contribuido al proceso de creación y consolidación del área joven de APROFA?

Trabajar en un modelo de participación de jóvenes y que parte desde la visión y la misión de los mismos jóvenes es muy interesante porque no creo que hayan muchos espacios aquí en Chile que consideren como parte de su estructura un espacio de jóvenes.

Cuando estuvimos con los jóvenes, lo que ellos decían es que tal vez muchos compañeros se pueden sentir utilizados, porque ha habido muchos procesos aquí donde los jóvenes dan sus ideas, construyen cosas pero luego terminan siendo las grandes empresas, grandes grupos -que crean sus intereses- quienes roban las ideas, las marcas, entonces ahora el movimiento de jóvenes ha querido hacerse solo. Sin embargo, hacia APROFA hay mucha apertura, porque una vez que lo conocen no es como sólo la institución que puede estar hacia afuera diciendo: “APROFA es una institución que vende condones, que vende métodos anticonceptivos”. No, es llegar y conocer la calidad del trabajo que hay acá, en ese sentido los jóvenes han tenido mucho apego, de hecho los jóvenes que están, han venido por el boca a boca, es porque alguien cuenta su experiencia y muchos quieren sumarse al voluntariado.

Es interesante porque APROFA está retomando el trabajo que hace mucho tiempo que no tenía, sin embargo, ahora que lo retoma esta partiendo desde como partió la organización de jóvenes en Ecuador, involucrando muchos chicos, trabajando sobre el interés de ellos, porque esto de ser voluntaria no es fácil, tienes otros intereses como el trabajo, el estudio, sin embargo APROFA se la está jugando en ver los tiempos y las necesidades en que puede contribuir, es decir: ellos para APROFA y APROFA para ellos.

¿Por qué es importante que los jóvenes participen y expongan su parecer y las políticas públicas se creen bajo su voz?

Es muy importante porque es la generación que está viviendo las consecuencias de las decisiones que tomaron los adultos en su momento, me explico, las decisiones no han sido las mejores porque los adolescentes de hoy en día, los que les ha quedado por vivir de esas decisiones es embarazo no deseado, aumento de jóvenes que están viviendo con VIH, desconocimiento de su cuerpo, sobre el tema de la violencia,  que es importante estudiarlo acá en Chile.

Se ha considerado la participación de jóvenes como fundamental, porque son los que están viviendo las problemáticas, los que están peleando día a día para tener mejores condiciones de vida, sin embargo, si ellos no se involucran diciendo desde su problemáticas cuáles pueden ser las mejores soluciones, es imposible porque o sino se vuelve que los adultos siguen opinando en base a su experiencia de 20 años atrás que ya no es la misma.

Entonces, sí es importante que participen con voz y con voto, que puedan ellos estar pendientes de lo que se está discutiendo donde se elaboran las leyes para que ellos puedan opinar y decir: “nosotros lo estamos viviendo así y creemos que esta es la mejor solución”, sobre todo para considerar mecanismos que puedan mejorar su calidad de vida como jóvenes y no arruinen su presente. Y más aún, en salud sexual y reproductiva porque un embarazo a temprano edad te trunca todos los proyectos de vida y que luego es difícil retomar si no tienes las condiciones de vida como el acceso a salud y educación, por eso es importante que los jóvenes participen  en la toma de decisión sobre su vida.

¿Cuáles son los desafíos que tú ves que Chile tiene en materia de políticas públicas sobre jóvenes y específicamente en derechos sexuales y derechos reproductivos?

Destacar: Bueno, es importante que Chile pueda discutir sobre estas políticas de salud sexual y reproductiva considerando a los jóvenes y que ellos puedan tanto participar en la construcción como también decidir. Hay como mucho temor, además que se le ve al joven como problemático, como que anda en otro rollo y es mentira, o sea, al final eso es consecuencia de que los adultos crean que los jóvenes no puedan de tomar decisiones saludables, seguras, sobre su proceso que están viviendo, o sobre la vida.

Es importante que Chile pueda discutir sobre los problemas que están pasando los jóvenes y me parece interesante, por ejemplo, el proceso de educación no sexista que están exigiendo los jóvenes, ahí una voz muy fuerte, propuestas muy consensuadas, pero por sobre todo que parte de las necesidades de los mismos jóvenes y que Chile debería prestar atención, eso es una oportunidad para que realmente los jóvenes puedan estar presentes.

Ahí hay muchos desafíos que les queda a APROFA, si bien es cierto están en Santiago, en otras condiciones, es importante que APROFA plantee trabajar en todo el país, considerando como cada una de las particularidades, pero sobre todo llegue a los jóvenes con la importancia de atender su salud, con énfasis en salud sexual y reproductiva.