Nuestra historia

APROFA fue creada en 1965 por un grupo de médicos preocupados por los altos indicadores de aborto inducido y la mortalidad materno-infantil en sectores menos atendidos y empobrecidos. Acorde a la realidad de entonces, lideramos la implementación de la política de Planificación Familiar en Chile en alianza con el gobierno de la época.

Afiliada a la Federación Internacional de Planificación Familiar, IPPF, en 1967, organizamos en Santiago, y por primera vez en Latinoamérica, la Octava Conferencia Internacional de la Federación Internacional de Planificación de la Familia, y en 1968 firmamos un convenio con el Servicio Nacional de Salud (Ministerio de Salud) con el objetivo de “regularizar y establecer sobre las bases legales un programa cooperativo de regulación de la natalidad en todo el territorio nacional, además de promover el bienestar de la familia, favoreciendo una procreación responsable, ejercicio y derecho a una paternidad responsable”.

En dicha oportunidad, APROFA actuó como intermediario en la donación de insumos anticonceptivos provenientes de la Agencia Internacional para el Desarrollo de los Estados Unidos (USAID).

En las últimas décadas, avanzando a la par con los procesos de cambios socioculturales, tanto en Chile como en el mundo, nos definimos como una organización que trabaja para asegurar que los cuidados de salud sexual y reproductiva, priorizando a los adolescentes y jóvenes, según los postulados que acordó la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo, realizada en El Cairo, en 1994, que extendió los Derechos Sexuales y Reproductivos a los adolescentes y jóvenes menores de 18 años, considerándose un acto de discriminación por edad excluirlos de los mismos derechos que los demás.