APROFA afirma que ley que despenalizará el aborto democratizará la salud

El doctor Ramiro Molina Cartes es socio de APROFA, prácticamente desde los inicios de la organización. En 2014, la Asamblea de Socios lo eligió Director, asumiendo como vicepresidente hasta 2017. Las Sociedades, Chilena como Latinoamericana de Obstetricia y Ginecología, lo han reconocido “Maestro” de la especialidad por su trayectoria docente y científica en Salud Sexual y Reproductiva de adultas y jóvenes con énfasis en calidad de vida. Es Punto Focal en Chile de la ²Iniciativa Prevención del Aborto Inseguro² de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (FIGO). Es Profesor Titular (1991) y Emérito (2013) de la Facultad de Medicina y Universidad de Chile, respectivamente. Funda el Centro de Medicina Reproductiva y Desarrollo Integral del Adolescente, CEMERA (1981). Fue uno de los impulsores de un innovador modelo educativo para la capacitación de profesores en educación sexual (1984) y creador (1992), del primer modelo de Liceo privado gratuito con sala cuna y jardín infantil para madres y padres adolescentes y sus hijos (Liceo Unidad Operativa de Educación y Capacitación, hoy Liceo Santa María de Conchalí, de la Comuna de Conchalí.

A propósito del proyecto de Ley que propone despenalizar el aborto en Chile por causas de inviabilidad fetal, riesgo vital de la madre y violación con resultado de embarazo; el doctor Ramiro Molina, ha participado en reuniones con autoridades del Ministerio de Salud, foros y seminarios en medios de comunicación. Ha participado representando al Rector de la Universidad de Chile, Prof. Dr. Ennio Vivaldi, en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, el pasado 7 de abril.

¿Por qué se dice que las causales de aborto que plantea el proyecto de Ley tienen un carácter terapéutico?

Las tres causales definidas en la propuesta del proyecto de Ley caen en un área médica, vale decir: a) Ante riesgo de vida de la madre, b) De un embrión o feto que tenga una malformación genética o congénita que no lo hace viable, ó sea que morirá antes de nacer o al poco tiempo de nacer, y c) El embarazo por violación, causal que es más compleja y más difícil por su manejo, e implementación. Plantea una situación absolutamente indeseada y en contra de la voluntad de una mujer lo que implica consecuencias en su salud mental y social. El proyecto establece que en estas tres causales, serán la voluntad de la mujer que decidirá sí continua o interrumpe su estado de gravidez, luego de ser ampliamente informada y consultar opiniones y recomendaciones de equipos de médicos. De las tres causales, las dos primeras serán de interpretación, asesoría y ejecución de un equipo médico especializado y especifico para cada situación. Para la tercera – los casos de embarazo por violación – abrirá un nuevo espacio, no sólo respecto a la judicialización como lo es ahora que se orienta principalmente a la búsqueda y sanción del culpable, sino que se deberá implementar un fuerte equipo integral de salud, donde descanse el diagnóstico , el acompañamiento de la mujer , especialmente de la menor de edad; en donde la declaración de la mujer y su estudio será lo fundamental para la decisión de ella, ya que la experiencia de otros paises muestra muy complejo, ineficiente y larga evolución la judicialización de estos procesos basados en la búsqueda del culpable , la investigación forense absoluta y la sanción del victimario.

¿Por qué se hace necesario en Chile disponer de una la ley que despenalice el aborto?

La despenalización permitirá prevenir muchas muertes consecuencias graves futuras que causan muertes maternas indirectas y muertes maternas tardías mas alla de 42 días y antes del año del postparto, como lo define la OMS. Con mayor prevalencia en los grupos de población vulnerable y más desvalida. Esto significa que se deberá establecer una atención de la salud materna, más humana y de alta calidad, además de democratizarla a toda la población. El sector privado ya maneja todo esto, en el respeto a la confidencialidad absoluta.

La práctica actual, bajo la ley imperante que prohíbe practicar ²cualquier acción, cuyo fin sea provocar el aborto², ha creado una psicología socio-cultural generalizada por la cual, el derecho de la mujer es conculcado absolutamente, porque no juega ningún rol, excepto el de la maternidad. Su función es reproductora en cualquier circunstancia y su vida es secundaria frente al embrión y al feto. Esto ha dado origen a un conflicto muy serio porque la legislación actual es compleja y muy confusa, por decir lo menos, produciendo una incongruencia entre lo que dice, su interpretación y la praxis médica. Es una realidad invisible, silenciada, y dominada por los sectores más conservadores – por razones ideológicas, religiosas, o filosóficas – la palabra aborto, de por sí, es considerada mala nefasta y sinónimo de asesinato. La consecuencia en el ámbito del conocimiento es la no enseñanza ni discusión en los establecimientos educacionales, ni en las facultades de medicina, y cuando en éstas se aborda, se referiere más bien a los aspectos clínicos, pero no como tema de la cultura, de salud pública, de derechos humanos y de la mujer. La ley imperante que declara al aborto como una práctica ilegal por cualquier causa fue impuesta durante el régimen militar. Es una ley que no se discutió y se sustenta en el marco de una Constitución arbitraria. No se discute y no se conoce por la población, lo que la Comisión Constitucional discutió respecto de esta ley, más bien se esconde. Nicaragua y Honduras tienen una situación muy semejante a la chilena, y República Dominicana, también, aunque frente a casos de peligro de muerte de la madre tienen una interpretación más permisible, aunque igualmente es poco clara. A nivel de América Latina, Colombia, Brasil, Argentina y Uruguay tienen una ley como la que aspira aplicar el proyecto de ley enviado recientemente y que hoy se discute. Sin embargo vale la pena agegar que Colombia, Uruguay y en parte Brasil incluyen el concepto de prevención en salud grave de la mujer y no sólo el riesgo de muerte, concepto que debería ser discutido en el Poder Legislativo.

¿Por qué razones APROFA respalda el proyecto de ley de aborto terapéutico?

Somos una organización no gubernamental dedicada a promover los derechos y la prevención de la salud sexual y reproductiva de las personas, una organización que ha sido pionera y líder en la introducción de la planificación familiar en Chile, avanzando hacia reconocer los derechos sexuales y reproductivos como derechos humanos, y como tal ha participado en las innumerables instancias, iniciativas y mociones parlamentarias que haciéndose eco de la ciudadanía, ha trabajado durante muchos años por restaurar el aborto por razones de Salud que existe en Chile desde 1931y refrendada en 1960. APROFA forma parte de la Federación Internacional de Planificación Familiar, IPPF, y como tal, reconoce que la legislación actual que rige en Chile es restrictiva y conculca los derechos de la mujer en el área de la salud reproductiva, cuales son: tener el número de hijos que desea y pueda tener y mantener; no tener los hijos que no desea o pueda tener, previniendo efectivamente los embarazos No deseados, no tener o continuar con un embarazo en situaciones extremas como es el caso de riesgo de muerte, malformaciones congénitas , violación o riesgo de salud grave de la mujer . Los derechos sexuales y reproductivos de la mujer son mucho más amplios de los que recuperará con la aprobación de la ley propuesta. Sin duda, se avanzará muchísimo y el Estado tendrá que asumir los costos para implementarla. adecuadamente. Pasará algún tiempo para que se pueda conocer el impacto y la experiencia de este nuevo escenario. Pero, no hay duda alguna que beneficiará la calidad de la atención, protegerá a la familia, y por tanto los derechos a disponer de un sistema que la cuide y respete como tal. Esta ley impactará también en la salud pública porque deberá brindar nuevos servicios de atención, por ejemplo, en el área de la salud mental y servicio social, entre otros. También impactará frente a la necesidad de prevenir el embarazo con todos los medios adecuados, y en lo que se refiere a entrega de anticonceptivos, además de los derechos a la educación sexual temprana, la maternidad y paternidad responsable.

¿Debiera haber un debate más amplio y con mayor participación de actores?

Frente al proyecto que tramita el Parlamento de Chile, APROFA tiene una posición clara de respaldarlo y apoyarlo, reconociendo que hay una necesidad de ampliar el debate para efectos de información. Estamos frente a un tema que no se debate abiertamente desde el año 1973. También se debe dimensionar el impacto que implicará su aplicación. Los grupos más conservadores y tradicionales piensan que se viene un ²tsunami² de abortos, lo cual no se ha demostrado, muy por el contrario y la Comisión de Salud del Poder Legislativo no sólo tiene la responsabilidad de abrir un dialogo y discusión sino también de estudiar más profundamente las materias relacionadas con el aborto y no sólo utilizar fraseología normativa. Hasta el 2013, ninguna moción, ni proyecto de los 15 o 20 que se han presentado como iniciativas, avanzó ni siquiera, a la idea de legislar. La diferencia ahora es que el proyecto fue enviado al Congreso de Chile por la Presidencia de Chile, por la máxima autoridad: la Presidenta Michelle Bachelet, respondiendo a su programa de gobierno que fue votado por la población. No sabemos cuánto tiempo deberemos esperar para su aprobación. Mientras tanto, a nivel de países desarrollados, hoy se estudian avances para modernizar sus legislaciones y prácticas más seguras y de menor riesgo, por ejemplo, los casos graves con uso de medios farmacológicos y o técnicas de tratamiento ginecológico mediante sistemas de aspiración modernos, recomendados por la OMS y las principales Sociedades Científicas de Obstetricia y Ginecología tanto del mundo desarrollado como de los Ministerios de Salud de LatinoAmérica. En Chile, esto está muy atrasado en el sector público, donde el Sector privado ya lo aplica por ser más eficiente, de menor riesgo y de costos más bajos.

Abril 2015.