APROFA da a conocer preocupantes resultados en encuesta sobre el VIH

El instrumento, llamado “¿Hablemos de VIH?” se aplicó en noviembre pasado, siendo contestado por 679 personas de manera anónima y en línea.

Con el fin de conocer las experiencias, hábitos y comportamientos con respecto al conocimiento, prevención y cuidados sobre el VIH, es que la Asociación Chilena de Protección de la Familia, Aprofa, realizó la encuesta “¿Hablemos de VIH?” durante noviembre de 2018 de manera anónima y en línea.

El instrumento respondido por 679 personas, concentrándose mayoritariamente en la población que tiene entre 20 y 29 años, con 442 participantes, equivalente al 65,1 por ciento de la muestra.

De la totalidad de los encuestados, 23 personas indicaron estar viviendo con el VIH, siendo el 3,4 por ciento, mientras que el 78,4 por ciento respondió ser seronegativo. Asimismo, un 18,2 por ciento, es decir, 123 personas, declara no saber.

Cabe destacar que el 37,3 por ciento dijo que nunca se ha realizado algún examen de detección del VIH.

Sobre los resultados, la directora ejecutiva de Aprofa, Débora Solís, indicó que “creemos que los resultados reflejan la preocupación creciente de las personas por realizarse un chequeo y por ende, que cada día son más las personas que conocen sobre su estado en relación al virus, lo que refleja una toma de conciencia generalizada sobre la importancia de cuidarse y cuidar de nuestras parejas”. Aun así, la ejecutiva hizo una salvedad, y sostuvo que “hay que tener en consideración que son las personas entre 20 y 29 años quienes más se realizan el test, y el grupo representa el 65,1 por ciento de la muestra, por lo que si sacamos este tramo de edad, la tasa de realización del examen baja considerablemente”.

Que ese grupo etareo sea el más numeroso es positivo, según Aprofa, ya que según los últimos resultados es la población más proclive a adquirir VIH.

Sobre la encuesta hay una situación que es preocupante. Según Solís, “los resultados más críticos están ligados al hábito de tener relaciones sexuales sin preservativo, porque su uso se resume a la penetración vaginal y cuando no se tiene pareja estable”.

En cuanto a las conclusiones, la directora ejecutiva de Aprofa concluye que “aspectos positivos hasta ahora no hemos podido rescatar de esta primera mirada, ya que basándonos en las metas 90/90/90 de la ONU SIDA y la OMS, del total de la muestra solo el 45,2 por ciento se ha realizado el test el último año, por lo que nos falta mucho por avanzar en educación sexual y prevención del virus”.

Debido al magro resultado, Solís señala que “las recomendaciones son a generar políticas públicas sobre educación sexual integral principalmente en los establecimientos educacionales basada en el género y los derechos humanos, integrando a toda la comunidad escolar en el proceso”. Además, agrega, “se deben diseñar campañas comunicacionales que representen a todas las personas y no sólo a las mal llamadas de “riesgo”; que tengan un enfoque integral, de derechos y con perspectiva de género; y donde el foco esté puesto en la educación y no tanto en la toma de test, dado que el examen diagnostica, pero no previene”.