Distribuido por APROFA: Exitoso modelo de dispensadores de preservativos masculinos llega a 80 puntos del país

Proyecto busca facilitar el acceso de los jóvenes y público general a este método de prevención del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual y contempla en el futuro, la obtención del registro sanitario de un preservativo femenino.

En octubre de 2018, la Asociación Chilena de Protección de la Familia, APROFA, comenzó un proyecto para instalar dispensadores de preservativos masculinos en 10 puntos de la comuna de Independencia. Hoy, un año después, la Asociación cuenta con cerca de 80 dispensadores, distribuidos en lugares como colegios municipales, universidades y corporaciones culturales y deportivas de varias comunas del país.

Pero la iniciativa, que busca facilitar el acceso a métodos de prevención de embarazos e infecciones de transmisión sexual, no se queda ahí. Próximamente, APROFA espera llegar a acuerdo para instalar más dispensadores en los municipios de Huechuraba, El Bosque, La Pintana, San Miguel, así como también en el Hospital de Curicó y la Universidad de Concepción, por mencionar algunos. “Por ahora solo estamos distribuyendo dispensadores de preservativos masculinos. El precio de venta por unidad es de $200, un valor muy por debajo de los existentes hoy en el mercado, donde una caja de tres unidades cuesta en promedio $2.400”, detalla Felipe Flores, coordinador de proyecto de Aprofa.

Cabe mencionar que Chile hoy es el país de Latinoamérica con la tasa más elevada de casos nuevos de VIH. Según un informe de ONUSIDA, entre 2010 y 2018 la tasa de nuevos contagios al año creció un 34 por ciento en el país.

El proyecto de dispensadores tiene como propósito generar impacto social positivo contribuyendo a frenar el alza en las tasas de contagio de VIH a través de un fácil acceso a preservativos IPPF (de la Federación Internacional de Planificación Familiar)  – considerados los de mejor calidad – a bajo costo.

 “Hemos instalados dispensadores en lugares donde transitan grandes cantidades de personas y que aportando a derribar una de las principales barreras de acceso, los pueden adquirir de manera fácil, barata y protegida. Desde APROFA realizamos un análisis previo que nos permite detectar necesidades e instituciones donde podamos cumplir con nuetsro objetivo de mejor manera.”, agrega Flores.

Sobre los próximos pasos de la iniciativa, Flores comenta: “Queremos empezar a descentralizar, llegando a regiones. También estamos trabajando en la obtención del registro sanitario de un preservativo femenino. Una vez que esté aprobado, realizaremos la misma campaña de dispensadores, pero para preservativos femeninos”.

Las instituciones y organizaciones que quieran contar con un dispensador de preservativos deben comprar 14.400 unidades en el transcurso de un año a APROFA, pudiendo disponer para sus fines de las ganancias adquiridas. Se privilegiará la entrega a instituciones u organizaciones que puedan posicionar los equipos en lugares diversos, donde circule gran cantidad de personas.

Para más información o postulaciones, escribir a: fflores@aprofa.cl

Algunos lugares donde encontrar los dispensadores APROFA:

1.- Municipalidad de Independencia.

2.- Municipalidad de Santiago (colegios municipales).

3.- Universidad de Chile (a través de la FECH).

4.- Universidad de Atacama.

5.- Municipalidad de Hijuelas, Región de Valparaíso.

6.- Corporación Municipal de Dalcahue, Isla de Chiloé, Región de Los Lagos.

7.- Universidad Diego Portales.