La actual Ley de Educación Sexual fue promulgada en 2010 “con el objetivo de obligar esta materia desde quinto básico hasta la enseñanza media. Tiene un fuerte carácter biológico para prevenir embarazos adolescentes, enfermedades de transmisión sexual, radicar la violencia sexual ”, sin embargo no incluye la“ afectividad, autocuidado, autoconocimiento y prevención del abuso sexual infantil ”, como el proyecto que plantea la Educación Sexual integral, rechazada el año pasado.

Click aquí para leer el artículo de opinión

Fuente: El Mostrador