Se trata de un lote de anticonceptivos Ciclomex 20 CD adquirida en una farmacia comunitaria, la cual tendría problemas en la cantidad de principios activos

El pasado 13 de noviembre, mediante un comunicado el Colegio de Químico-Farmacéuticos y Bioquímicos de Chile hizo pública la denuncia por la falla del anticonceptivo Ciclomex 20 CD, de Abbott, comprimido que actualmente se encuentra en circulación. Sumado a ello, la organización criticó al Instituto de Salud Pública (ISP) por no fiscalizar correctamente los procesos de control de calidad y al Estado de Chile por no apoyar a las víctimas.

“Resulta impresentable que, a un año de detectarse la falla en el envasado de otro anticonceptivo oral (…) continúen exponiendo a mujeres, vulnerando así gravemente, sus derechos sexuales y reproductivos”, señala el gremio.

Mientras que el ISP alegó que no ha recibido ninguna denuncia de anticonceptivo defectuoso de dicho anticonceptivo y que “ha aplicado las máximas sanciones permitidas según el código sanitario, cada vez que ha recibido y verificado denuncias de medicamentos defectuosos, como fueron las recibidas en febrero de este año referente a los anticonceptivos Anulette CD”.

Además, el Instituto de Salud Pública instó al Colegio Químico-Farmacéutico a enviar las evidencias con las que cuentan y hacerlas llegar a los respectivos canales oficiales de denuncia de la institución pública para que puedan comenzar con el proceso fiscalizador. Por su parte, el laboratorio señaló no tener ningún conocimiento respecto de alguna irregularidad con las pastillas orales y hoy indicó que “el asunto está bajo investigación y se tomarán las medidas adecuadas según sea necesario”, y agregó que el ISP “visitó la planta y laboratorio de Abbott el jueves pasado y revisó Ciclomex 20 CD sin señalar ningún motivo de preocupación”.

De acuerdo con la directora ejecutiva de Aprofa, Débora Solís, la nueva falla de anticonceptivos, “viene a visibilizar un nuevo atentado contra la vida y salud sexual y reproductiva de la mujeres que vivimos en este país. Esta es una situación que desgraciadamente no nos extraña porque de parte de los laboratorios y el ministerio de salud no existe una responsabilidad en el marco de la salud sexual y salud reproductiva. Y muy por el contrario, estos aspectos que forman parte de los DDHH siempre son postergados a propósito de la pandemia, a propósito de las movilizaciones o del estallido social de octubre del 2019”.

Además señaló, “esto es una situación muy grave, lamentablemente por experiencias pasadas por la falla de los anticonceptivos del año pasado, existen acciones legales que todavía no han llegado a un buen puerto”, por ejemplo, si una mujer se embaraza producto de estas fallas, “no existe ninguna causal que les posibilite interrumpir el embarazo, por lo tanto, estas mujeres estarían obligadas a llevarlos adelante. En situaciones que tenemos de los fallos anteriores, hay mujeres que alteraron su proyecto de vida, por lo que claramente el estado no se hace cargo de la fiscalización y de la protección de las usuarias”.

La evidencia sobre el fallo de Ciclomex 20 CD

De acuerdo con el gremio que advirtió la falla, el lote defectuoso quedó al descubierto tras la compra de una caja obtenida «el 30 de octubre en una farmacia comunitaria». De acuerdo con el presidente de los farmacéuticos, Jorge Cienfuegos, la falla consta en que «en vez de tener como total 28 (comprimidos), que deberían ser 21 con principio activo y siete sin principio activo, están 21 sin principio activo y siete con principio activo», explicó a Radio Cooperativa.

Por lo tanto, las personas que consuman la pastilla pueden quedar embarazadas al seguir las instrucciones de los comprimidos.

Click aquí para leer el artículo de opinión

Fuente: El Mostrador